AGUA ¿CUÁL ES LA MEJOR OPCIÓN PARA TU RESTAURANTE?

El tipo de agua que utilices puede significar el éxito o fracaso de los servicios y la reputación de tu establecimiento. Es un detalle que muchas veces pasamos por alto. 

Te presentamos una tendencia en crecimiento: el agua purificada.

LA MEJOR AGUA

La mayor parte de las actividades que realizas en tu restaurante se encuentran ligadas al agua. Porque es un elemento que está presente tanto en la constitución de los alimentos y su durabilidad, en la cocción e higiene, y como bebida para tomar los platos. Y el resultado de texturas y sabores logrados dependerá de la calidad del utilizado, sin olvidar la salubridad.

ESTÁNDARES DE CALIDAD

¿Qué estándares mínimos que debes cumplir en tu establecimiento para garantizar las condiciones de higiene e inocuidad del agua potable?

Para ello, la OMS establece unos parámetros y valores de referencia que determinan si el agua es apta para el consumo humano. Es decir, que no presenta signos de contaminación por efecto de virus o bacterias que puedan causar enfermedades de diversa gravedad.

Existen tres Guías para la calidad del agua potable presentadas por la OMS, que son referencia en países desarrollados y en vías de desarrollo.  A partir de ellas, se crean diversas normas y reglamentos locales de control y evaluación.

Por todo ello, es de suma importancia la calidad del agua que usas en tu restaurante. En otro lado está la decisión acerca del agua que ofreces a tus clientes y que sin duda, tiene que ver con lo anterior. Aunque parezca que todas las aguas son iguales, nada más lejos de la realidad.

UN TIPO PARA CADA NECESIDAD ¿AGUA MINERAL O DE GRIFO?

 El agua mineral procede de manantiales que, a causa del contacto con el medio, absorbe diversos tipos de minerales que la hacen única. El problema es que, a no ser que se recoja de la misma naturaleza, el embotellamiento la somete a procesos químicos. Y evidentemente ya no es lo mismo.

A eso debes agregar la existencia de publicidades engañosas respecto a las bondades del agua embotellada. Esto no quiere decir que sea imposible confiar en las botellas, sino hay que analizar bien la información obtenida.

LA MEJOR SOLUCIÓN:  EL AGUA ULTRAPURIFICADA

Una tendencia en alza es ofrecer agua del grifo en los restaurantes pero incorporando equipos de filtrado y purificación. Su función es básica:

  • Extraen el exceso de durezas en el agua y la vuelven más ligera. Con ello puedes evitar las desagradables marcas en la vajilla y realzar los sabores en las comidas.
  • Libra al líquido de impurezas y lo vuelve apto para consumo y manipulación de alimentos.

En países como Estados Unidos o el norte de Europa, la tendencia a llevar la jarra de agua a la mesa de restaurantes y bares, es una costumbre que se realiza hace tiempo. Es más, en muchos sitios, no es siquiera necesario pedirla como parte del menú, sino que se incorpora como elemento básico gratuito.

Las ventajas de los equipos de filtrado y purificación se fundamentan en dos cuestiones:

  • Porque representan un ahorro espacial y económico: no tienes que contar con los stocks de botellas en tu local, ni con el gasto que supone la continua reposición del producto.
  • Porque ayudan al cuidado del ambiente: menos botellas, menos residuos tóxicos.

CONCLUSIÓN

La calidad del producto que ofreces abundante, sabroso o gourmet, es importante y una de las primeras cosas que el cliente busca y evalúa. Sin embargo, algo tan sencillo como el uso del agua, imprime a tu establecimiento un elemento primordial: la confianza ¿Eres consciente de ello?

Gracias a En La Cocina